Leche de Almendra

Cuenta la leyenda (y por leyenda me refiero a científicos, doctores y demás) que todos los que tomamos leche de origen animal estamos mal. Según explican somos los únicos mamíferos que siguen tomando leche de adultos y a esto le cuelgan mil achaques, enfermedades y demás.

Yo la verdad no se que tan cierto sea, en lo personal, tengo cero problemas al tomar leche de vaca, aunque también es verdad que entre más sana se vuelve mi alimentación menos razones tengo para tomar leche.

Una de mis recetas favoritas del Reto Cero Azúcar es la Avena Nocturna, para hacer esta deliciosa receta, necesitas leche de coco o de almendra. El otro día mientras me preparaba una porción pensé que estaría increíble preparar mi propia leche de almendra. Así que me puse a investigar y a hacer pruebas y estos fueron mis resultados:

Para lograr una leche de almendra espesa necesitas 1 1/2 tazas de almendra y 2 tazas de agua. Para una leche de almendra de consistencia más líquida necesitas 1 taza de almendras y 2 tazas de agua.

leche de almendra

El secreto de la leche de almendra resulta que está dividido en 2. Una parte súper importante es el remojar las almendras lo suficiente y la otra parte es escurrirlas muy bien.

¿Qué hay que hacer?

Lo primero es poner a remojar las almendras en suficiente agua para que se cubran por completo. Entre 1 y 2 días es lo ideal.

Una vez súper bien remojadas y suavecitas, las colamos, lavamos bien y las ponemos en el food processor con las 2 tazas de agua. El objetivo es triturarlas perfecto, entre 2 y 5 minutos en el food processor deberían de ser suficientes.

Una vez que tienes la masita líquida viene el segundo paso importante, usando un trozo de mantilla de cielo (o un trapo delgadito) vas a colar y escurrir perfecto la mezcla. La idea es que en el trapo te quedes con una masita seca de almendra molida y el líquido resultante este terso y limpio.

Así de fácil.

La leche casera no dura más que un par de días en el refigerador, así que es recomendable ir haciendo de poquitos en poquitos. Puedes endulzarla con miel, vainilla, canela o tomarla sin nada.

Las sobras de almendra molida, una vez secas pueden usarse como harina de almendra.

Leche de Almendra
Save RecipeSave Recipe

Ingredientes

  • 2 tazas agua (más agua para remojar)
  • 1 1/2 tazas de almendra

Instrucciones

  1. Remojar las almendras crudas en agua por al menos 24 horas (hasta 48hrs).
  2. Colar y lavar bien.
  3. Licuar en el food processor con 2 tazas de agua.
  4. Usando una mantilla de cielo o trapo delgado colar y escurrir la masa.
  5. Guardar tanto el líquido como las sobras de almendra.
7.6.4
48
http://itziararenas.com/leche-de-almendra/

leche de almendra

Recibe recetas como esta en tu mail

No vuelvas a perderte una de mis recetas, suscríbete ahora.






No mandamos SPAM. No compartimos tus datos.
Powered by ConvertKit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *